56a610bbc46188833b8b4624

Una imagen del lago, que ya no alberga vida, fue capturada por la NASA en abril de 2013 y lo muestra aún lleno de agua. En la segunda imagen, tomada en enero de 2016, se puede apreciar el mismo lago, pero convertido en un desierto.

Como consecuencia del desastre, cerca de dos tercios de la comunidad que residía en el área ha decidido buscar destino en otra zona, por lo que muchos han abandonado esa región del altiplano, desplazándose a otras zonas de Bolivia o emigrando a Argentina o Chile.

Como resultado de la desaparición del agua, murieron millones de peces, mientras que unas 500 aves, como flamencos y patos, también perdieron la vida debido a la sequía.

[Leer mas]