El lamentable hecho sucedió durante un partido amateur. En medio del escándalo, mientras algunos jugadores huían despavoridos de la cancha, el árbitro tuvo que ser retirado por sus asistentes, para que las cosas no pasaran a mayores.