150731010027_texas_624x351_ap

 

La Constitución de Estados Unidos y su enmienda 14, garantizan a toda persona nacida en el país la obtención automática de la ciudadanía.

Pese a ello, decenas de niños y niñas nacidos en territorio estadounidense de madres indocumentadas provenientes de México y de los países centroamericanos, no pueden disfrutar de los beneficios que les otorga el ser ciudadanos.

Ello se debe a que las autoridades de varios condados de Texas se están negando desde hace meses a emitir los correspondientes certificados de nacimiento, argumentando que las madres no presentan la identificación adecuada para realizar este trámite.

[Leer mas]