Rafael Trujillo Tumba bernjenaMADRID, España.- El hombre que gobernó República Dominicana por treinta años con manos de hierro, yace olvidado en una tumba a la cual se le derrumbó el techo.

A la última morada de El Jefe, que cuenta con una imagen de La Virgen de La Altagracia se le derrumbó el techo hace quince días.

Desde el año 1970 el cadáver de Rafael Leonidas Trujillo fue alojado en esta tumba, ubicada en la Cementerio Municipal de la localidad madrileña de El Pardo, donde también yace su hijo Ranfis, que murió el 28 de diciembre de 1968.

El mausoleo construido de mármol negro y el número 46 y un letrero que dice “Familia Trujillo” son los únicos elementos que permiten identificar la última morada de El Jefe.

Trujillo vinó al mundo el 24 octubre y de 1891 y fue ajusticiado el 30 de mayo de 1961. En junio de ese año fue velado en el Palacio Nacional y posteriormente sepultado en la iglesia de San Cristóbal.

Cuando los familiares de Trujillo, encabezado por su hijo Ranfis, abandonaron el país se llevaron el cadáver y lo sepultaron en París, Francia. Posteriormente fue llevado a Madrid.