El cazador estadounidense Walter James Palmer se llevó la cabeza como trofeo. Ahora dice que lo lamenta profundamente. En Zimbabue, la caza solamente es autorizada en reservas privadas y respetando ciertas cuotas, pero no en los parques nacionales.

[Leer mas]