“A unos 50 kilómetros un espectador me ha lanzado orina. Estoy muy decepcionado, es inaceptable. Trabamos duro para lograr esto y estas actitudes no hacen bien al ciclismo”, aseguró Froome, quien señaló directamente a los medios de comunicación: “La culpa la tienen los reportajes irresponsables que se han publicado estos días y que crean sospechas. Sus autores saben de quien hablo”.

[Leer mas]