Nuestro país, Siglo XXI en sus comienzos, antes que “una esfinge de patas imperfectas”, como dijera Pedro Mir, es más bien un cangrejo que hoy da un paso hacia adelante y mañana dos hacia atrás, y vuelta a empezar. Si no, veamos cuál ha sido el destino de nuestras reformas (la agraria, la educativa, la de salud, la eléctrica, la administrativa…reformas…reformas y más reformas envilecidas, sin soluciones definitivas), porque el país reinventa permanentemente su retroceso como un cangrejo. Por cierto,?qué pasó con la Reforma Inmobiliaria, cuando todavía emitir un título de propiedad privada sobre tierras adquiridas legalmente del Estado tarda hasta diez años?

Como el cangrejo




Categoria: Noticias Republica Dominiana