Sobre el periodismo crítico que muchos medios y periodistas ejercen para honra del oficio, es bien cierto que los cambios experimentados por la sociedad han alejado el fantasma de la fuerza bruta, pero la intolerancia viste otros ropajes y se oculta casi siempre detrás del disfraz de la complacencia. Esos cambios y el proceso de globalización han dificultado en la mayoría de los países la tarea de los censores y ya les resulta muy difícil a los gobiernos, especialmente en América Latina, clausurar diarios y encarcelar periodistas por el sólo hecho de ejercer la libertad de expresión y criticar las políticas gubernamentales. De todas maneras, ahora en los tiempos mejores como en las épocas malas, he disfrutado profundamente de este quehacer, primero como reportero, luego como corresponsal y finalmente como columnista, viviendo conforme a las limitadas expectativas económicas que esa práctica permite. Cuando los cambios de formato forzaron la salida…

Del diario trajinar




Categoria: Noticias Republica Dominiana